Nuevo destino: Mae Sot

La noche del domingo 3 de febrero al lunes realicé mi primer viaje nacional de Bangkok a Mae Sot. Este es el pueblo donde vive Albert Company y que, probablemente, se convierta en el punto central de mis próximos viajes. Vive en una pequeña casa de madera de dos plantas y me ha cedido un espacio en su sala de estar. Decidme si no es una pasada…

 Esta mañana hemos ido a desayunar al Bar Lucky’s, que se encuentra en el centro del barrio musulmán. En la siguiente foto os presento a Jan Glasmeier, socio de Albert en el proyecto Agora Architects. La instantánea ha sido tomada por un nuevo miembro tailandés de la asociación e improvisado compañero mío de aventuras, Pop.

 

 

Últimos días en Bangkok

Viendo hacia donde me dirigen los comentarios de algunos de vosotros, y para saciar vuestra sed morbosa, voy a realizar un perfil de cada mujer asiática que me he encontrado hasta el momento. Añadiré foto, descripción física, estudios, orientación sexual… ¡Y un huevo! Os quedáis con las ganas.

Una vez aclarado esto, comentaros que lo más destacado de mis últimos dos días en Bangkok fueron las visitas a varios MEGA centros comerciales. Había oído que eran gigantes, nada sorprendente por esta parte. Lo más exagerado es que ¡los ponen todos juntos! Así que en una tarde visité 5 de ellos del tirón. Cabe decir que mi interés por ellos es más bien nulo, pero Albert Company insisitió que quería ir de shopping. Aprovecho para presentároslo:

Viendo esta foto, me he dado cuenta de cuánto necesito unos rayitos de sol… Por suerte, es muy fácil de resolver aquí. Ya iréis viendo la evolución, ¡espero!

Bien, aparte de lo comentado, salimos las dos noches del fin de semana a cenar. El viernes 1 de febrero, acabamos tomando unos tragos en un bar de un barrio pijete con unos ex-compañeros de trabajo de Fon. Tengo que reconocer que esperaba irme encontrando con guiris como yo a lo largo de mi experiencia en Tailandia, pero de momento he pasado más tiempo con gente de aquí. ¡Un lujazo!

Venga, va. Os paso una foto  de la noche del sábado en la que salen Fon y una de las chicas que estuvo en mi recepción el martes pasado: Anne.

Lo último que vi en Bangkok fue Khao San Road. La calle más conocida de Tailandia por los mochileros, debido a la elevadísima concentración de Guest Houses, alchohol y espectáculos eróticos para guiris. Debo decir, que no me pareció nada representativa del país, aunque he viajado poco y no puedo corroborarlo. Ya os los confirmaré en unas semanas. Me alegro de haber podido contar con Fon para no terminar mis primeros días allí… Thank you so much Fon!

Primeras sensaciones

Por fin puedo conectarme un ratito y contaros estos primeros días en Bangkok…

En primer lugar, me gustaría hacer mención a mis primeros ‘compañeros’ de viaje. En el vuelo de Barcelona a Doha conocí a Daniel, un maño bastante cañero que lleva media vida trabajando en Asia. En el vuelo de Doha a Bangkok, me tocó sentarme al lado de un chiquitísimo inglés al que entendía a duras penas (era de Manchester) llamado Simon. Me hice amiguete suyo durante el trayecto y a la llegada coincidí con su amigo Andy. Como podéis ver, de momento, las relaciones sociales no son un problema!

En cuanto salí del aeropuerto me dirigí al piso donde me esperaban Fon (amiga y gran apoyo en este viaje) y 5 amigas Tailandesas suyas: Fern, Anne, Mint, Nong y Phi. Tengo que decir que lo flipé bastante cuando las vi a todas allí, después de casi 28 horas de viaje. Pero fue un gran recibimiento! 😉

El pasado miércoles 30 Fon me acompañó a hacer el guiri y cojimos a un barco para recorrer parte del río Chao Praya. Dando una vuelta vimos:

1. La Universidad de Thammasat

2. El Museo Nacional

3. De pasada desde el barco, el Templo de Dawn

Por cierto, os escribo con el bañador y las chancletas desde la piscina del bloque de pisos donde vivo…